Oraciones de protección con la sangre de cristo

Oraciones de proteccion de Dios 2017-04-11

Las oraciones de protección con la sangre de Cristo son milagrosas y poderosas. Nos sirven en determinadas situaciones y su poder es infinito. La sangre de Cristo nos sirve para liberar ataduras, posesiones y limpiar el cuerpo, el alma o un espacio físico.

La sangre de Cristo emana de la fuente más pura. Fue derramada en el momento del sacrificio de Jesús, el Cristo, para la salvación de todos y para eliminar los pecados cometidos hasta esos tiempos. Muchos se preguntan qué sentido tuvo la muerte de Jesús. Es fácil cuestionar algunas cosas pero la respuesta es más sencilla de lo que parece.

La sangre de Cristo es pura, es capaz de purificar con su energía divina cualquier espacio, persona, multitud por donde se derrama. En el pasado la energía de su sangre se esparció por toda la región para que las personas fueran iluminadas y creyeran.

Aquellos que no creyeron en su momento, juzgaron a Cristo, pero posteriormente se dieron cuenta del error. La sangre de Cristo señaló un nuevo pacto para el perdón de los pecados. La fe en dios se fortaleció y muchas personas creyeron desde entonces.

oraciones de protección con la sangre de cristo

Debido a su origen divino, la sangre de Cristo permitió la expiación, por lo que las nuevas generaciones solo deben limpiar el pecado original a través del bautismo, donde el espíritu Santo es presentado ante la persona.

Oración de protección con la sangre de Cristo (milagrosa)

Derrama tu sangre preciosa sobre mi señor Jesús. Sella con tu sangre divina cualquier espacio que quede libre por donde pueda penetrar la maldad. Santísimo Jesús, que tu sangre recorra cada espacio de mi ser, que me bendiga e ilumine tu divina presencia.

Con el poder divino de la sangre preciosa y sagrada de Jesús, elimino cualquier problema que aqueje este cuerpo, esta mente y este espíritu. Cualquier cosa, maldad, demonio o mal pensamiento que ruede alrededor. Bendigo con luz infinita mí alrededor.

Que la enfermedad no sucumba en mí, que la envidia no force la cerradura de mi corazón y que cualquier demonio sea repelido con tu sangre. Divino Jesús, que derramaste tu sangre para el perdón de los pecados, clamo tu sangre para que se derrame sobre mi ser, sobre las personas que amo y sobre mi hogar.

Protégeme Cristo, de cualquier actitud que no sea acorde a tu fe, a tu credo. Haz que la voluntad del padre sea hecha. Bendice el agua, el vino, la comida que día a día me permiten vivir.

Sella con esta oración y con tu sangre de Cristo, cualquier mal que circunde por mi alrededor. Gracias precioso Jesús. Amén.

oración para dedicar a la sangre de cristo

Recomendaciones para antes y después de las oraciones de protección por medio de la sangre de cristo

Antes de iniciar a rezar debes realizar un Rosario completo. Posteriormente la oración de protección mostrada y al finalizar 3 padres nuestro, avemaría, gloria y credo.

Esta oración puedes utilizarla cada 7 días durante 3 meses o más, dependiendo del problema que tengas.

Realiza un comentario